Rigatoni boloñesa

La salsa boloñesa es un clásico de la cocina italiana y a estas alturas de la película creo que hay pocas cosas que la inmensa mayoría de las personas que cocinamos no sepamos de cómo prepararla. Si traigo esta receta aquí es por lo novedoso, fácil, limpio y rápido, además de saludable, que supone hacer estos macarrones con UNICO.

Una de las maravillosa ventajas de UNICO es que no es necesario hacer por un lado la salsa y por otro cocer la pasta, escurrirla y luego mezclarla con la salsa, de manera que necesitamos utilizar un montón de cacharros y luego un otro montón de tiempo en fregarlos.

Con UNICO todo se hace en la misma olla. La salsa y la pasta y aunque os parezca increible, a mi me lo pareció la primera vez que lo vi, el resultado es extraordinario. La pasta queda suelta y al dente y el sabor es mucho más intenso y exquisito, ya que al cocinar con UNICO no se evaporan las partículas volátiles que dan sabor a los alimentos ya que solo libera vapor de agua.

Y por supuesto es mucho más sano ya que el sofrito se hace con aceite a baja temperatura, con lo que no se va a liberar la sustancia tóxica que se crea cuando los aceites alcanzan más de 150º, ya que cuando se fíe con UNICO la temperatura del aceite no alcanza más de 130º.

Ingredientes

  • 600 gr de macarrones (en este caso rigatoni)
  • 500 gr de carne picada. Puede ser magra o mezclada con ternera
  • 1 cebolla
  • 300 gr de champiñones laminados
  • 500 gr de tomate triturado
  • 1 cucharadita de azúcar o edulcorante
  • 1 vaso de vino blanco
  • Orégano
  • Queso rallado para gratinar
  • 1 L de agua
  • Aceite, sal y pimienta

Preparación

  1. En una olla o cazuela antiadherente grande, con una cucharada de aceite, poner la carne salpimentada a freír, tapada con UNICO en modo húmedo, hasta que haya soltado todo el agua y coja un color dorado. Dar vueltas de vez en cuando para que se fría toda por igual.
  2. A continuación echar la cebolla picada y dar unas vueltas hasta que también coja color, sin que llegue a quemarse y echar los champiñones lavados y escurridos y dejar que pierdan toda su agua. Por supuesto siempre tapado con UNICO.
  3. Verter el vino, tapar y dejar reducir unos 5 o 10 minutos, que no quede casi líquido y echar el tomate, el azúcar o edulcorante y el orégano, tapar con UNICO y freír a fuego suave 15 minutos.
  4. Cuando el tomate esté bien frito echar la pasta seca y dar unas vueltas con la salsa y enseguida verter el agua y un la sal. Se calcula por cada 100 gr de pasta un vaso de agua de unos 200 gr. Yo siempre calculo algo más de un vaso menos porque nos gusta la pasta al dente, pero esa es la proporción recomendada, además siempre se puede añadir si vemos que le falta.
  5. Tapar con UNICO y cocer unos 8 minutos hasta que se haya consumido todo el agua, revolviendo de vez en cuando.
  6. Cuando ya estén cocidos los macarrones echar el queso rallado y un poco más de orégano por encima y aquí hay dos opciones;
  • Tapar con UNICO, darle la vuelta y dejarlo en modo horno, y poner a fuego mínimo hasta que se derrita el queso.
  • Si se quiere un gratinado más dorado gratinar en el horno en la misma olla, si es susceptible de entrar al horno, o en un recipiente apto hasta que se dore el queso.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar